GK News - шаблон joomla Форекс
Menu
RSS

La falta de escritorios, maestros y aulas marcaron el primer día de clases

Padres de familia ayudaron a sus hijos a cargar un escritorio a las instalaciones del instituto experimental jornada matutina de San Pedro Sacatepéquez del departamento de San Marcos, el cual fue requerido por el director del centro educativo.

“Lo pidieron en una reunión, nos dijeron que no hay escritorios en buen estado para que nuestros hijos reciban clases y si no lo traíamos iban a estar en el piso” expuso Cesar García, padre de uno de los escolares.

En total, 308 estudiantes de primer año básico fueron obligados a llevar el escritorio de lo contrario corrían el riesgo de negarle la educación o estar sentado en el piso, tal como ha ocurrido otros años en el instituto experimental.

Cesar de León, director del establecimiento educativo, aseguro que la decisión de los padres de familia de llevar los escritorios fue voluntaria, aceptando que en varios años no ha realizado ninguna gestión para que llegue el mobiliario y equipo adecuado a las aulas.

Sobre el tema, Godofredo Mejía del Sindicato Autónomo Magisterial de Guatemala SAMGUA, menciono que son varios los factores que originan la falta de escritorios en los establecimientos educativos “El presupuesto es insuficiente para atender las demandas, de los 13 mil millones de quetzales, 10 mil millones es para pago de maestros y personal, el resto es para la adquisición de útiles escolares, refacción escolar, valija didáctica y gratuidad de la educación”.

Haciendo una comparación con los países de Latinoamérica, Guatemala es el país que menos invierte en educación con relación al PIB. Podemos comparar nuestra situación de inversión en educación con la realidad en Centroamérica; El Salvador invierte 3.4 por ciento, Honduras 5.9, Costa Rica 7.6 y Guatemala 2.9. Con esa realidad, poco se logra cambiar la situación del país.

Mejía agrega otro aspecto sobre las penurias en las aulas “el director ya se acostumbró solo a estar encerrado y se la ha olvidado a gestionar ante las diferentes instancias los recursos para las escuelas o institutos” dice el sindicalista.

En las comunidades más alejadas de las áreas urbanas de los municipios, el problema es la falta de maestros, debido a que por la lejanía renuncian a sus nombramientos o simplemente las escuelas son invisibilidades por las autoridades educativas.
Además, existen establecimientos que han sido dañados por los diferentes terremotos que se han registrado en los últimos 6 años en el departamento de San Marcos y que no han sido reconstruidas, según el ministerio de educación por falta de presupuesto.

Las aulas tienen fisuras, otras rajaduras y en otros casos las columnas tienen serios daños, lo que pone en peligro a los estudiantes y maestros. “Tenemos conocimientos de 40 escuelas que tienen daños estructurales, provocados por el terremoto del 7 de septiembre de 2016, la mayoría están ubicadas en la parte alta y otras en el centro del departamento de San Marcos” afirmo Gustavo Arana de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres CONRED.

En los 30 municipios de San Marcos, regresaron a clases 295 estudiantes de todos los niveles, distribuidos en 3 mil 904 centros educativos, donde imparten clases 19 mil docentes entre presupuestados y por contrato.

Destacado del Mes